jueves, 19 de marzo de 2015

Rosquillas de anís de Hilda

El día que mi vecina Hilda nos trajo la prueba de sus rosquillas seguro que no se imaginaba que íbamos a acabar con ellas tan rápido. Y es que estaban tan ricas y con tan buena pinta que incluso antes de llegar al postre ya las catamos. No tardé en pedirle la receta, aunque como ya me imaginaba, el ojo iba a ser un ingrediente principal, jeje. 


Las mías no quedaron ni la mitad de buenas ni vistosas que las de ella, debe ser que mi ojo no es tan bueno, jeje. Aún así nos encantaron y no dejamos ni la primera. Y como las repetiré, espero ponerle más ojo en la próxima ocasión, jejeje.

Hilda me dio los ingredientes para cinco huevos, yo adapté la receta a dos, os pongo la original de ella.

INGREDIENTES:

Masa:
  • 5 huevos
  • 1 cucharada de azúcar por cada huevo
  • un vaso, (de los de nocilla, no lleno del todo) de anís
  • 1/2 taza (pequeña) de manteca de vaca derretida
  • 2 sobres de levadura (Royal)
  • pizca de sal 
  • harina (a ojo, yo para dos huevos puse unos 300 gr.)
  • aceite para freír
Glaseado:
  • un plato con 3/4 partes de anís y 1/4 parte de agua
  • azúcar glas o normal molido

PREPARACIÓN

Batir los huevos con el azúcar, añadirle la manteca derretida y el anís. Incorporar la levadura, la sal y la harina poco a poco, amasar hasta obtener una masa más bien blanda, un poquitín pegajosa. 
Formamos una bola con la masa y la dejamos reposar 15 minutos. A continuación le damos forma de rulo y cortando pequeñas porciones para hacer bolitas con ellas. Las dejamos reposar otros 15 minutos. Podemos untarnos las manos y la mesa en aceite para que sea más manejable. 
Agujereamos cada bolita con un dedo por el centro dándole forma de rosquilla. Cuando las tengamos todas calentamos abundante aceite en una sartén o cazo hondo y las vamos friendo por tandas. Las dejamos escurrir sobre papel absorbente y a continuación las mojamos por un lado solo, primero en el plato del anís y luego las ponemos sobre el azúcar. Las vamos colocando sobre una bandeja sin amontonar para que sequen. (Yo lo que hice fue mezclar ámbos platos juntos y glasearlas, pero están más ricas de la otra manera, saben más a anís, cuándo las repita las haré así.)



8 comentarios:

  1. Estan estupendas Evelyn, yo si te las pillo me zampaba como minimo media docena, biquiños

    ResponderEliminar
  2. Bueno pues yo veo que te han quedado de relujo asi que tu ojo esta genial no quiero imaginarme lo ricas que estan por que soy capaz de ponerme hacerlas despues de cenar jajaja .
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  3. Bufffff como me has puesto los dientes de largos, me llegan a las rodillas niña!! que pintaza que tienen las rosquillas y ese glaseado es para volverse loca. -Besotesssss

    ResponderEliminar
  4. Hala! Nada más retomar mis "obligaciones blogueriles" y ya estoy apuntando recetas... de escándalo! Qué pinta más rica!. Bs.

    ResponderEliminar
  5. con ese glaseado tienen que estar buenísimas!!!
    besos,

    ResponderEliminar
  6. No parece que tengas mal ojo , tienen una pinta....,me encanta ese glaseado
    besitos

    ResponderEliminar
  7. Oye pues tu ojo es bueno... al menos a mí me encantan.
    Lo que me he quedado ojiplática con lo del anís... que un vaso de nocilla es un señor vaso!!! jajaajaj
    besos

    ResponderEliminar
  8. Uff es que ... salivo solo de pensar en darle un bocado , y se que no puedoooo, porque te tengo lejos !!

    Y hacerlas ?? pues sii, claro que las haré, pero ... a saber cuando, porque yo desde luego entre pestiños, torrijas, y lo que me espera ahora en Semana Santa verás tu, como al final llego a verte pero rodando jaja jaja jajaja

    Besotes grandes mi niña, me guardo la receta

    Ahh y muchas gracias a Hilda

    ResponderEliminar

Gracias por perder un poquito de tu tiempo en pasarte por aquí. Si quieres dejar un comentario me haría mucha ilusión.
Besiños.