martes, 26 de febrero de 2013

Patatas rellenas de carne

Hoy un platito calentito, de los que apetecen mucho estos días de frío y que nos ayudan a entrar en calor.
La receta es de mi madre. Siempre las hizo así, no se si son idea suya o la sacó de algún lado. 

Es un plato sencillo, que podemos hacer con antelación y estará aún más rico. Eso sí, el pan que no falte, porque está para mojar y no parar. (En mis fotos no hay pan porque las saqué antes de que llegara mi chico con él, pero os aseguro que no quedaron ni las miguitas)


La cantidad depende del número de comensales, y lo que coma cada comensal, claro, porque no todo el  mundo come lo mismo. Yo cocino para dos, aunque casi siempre hago de más.

INGREDIENTES:
  • ocho patatas del mismo tamaño
  • 250 gr. de carne picada mezclada cerdo y ternera
  • sal
  • pimienta
  • aceite
  • harina
  • vino blanco
  • una cebolla
  • una pastilla de caldo
  • una pizca de colorante 


PREPARACIÓN:

Empezamos pelando las patatas y con un sacabolas las ahuecamos. Salpimentamos la carne (le podemos añadir un poco de queso o lo que queramos, yo a veces lo hago, pero mi madre es muy sencilla y siempre las hace así) y rellenamos los huecos de las patatas. Con la carne que nos sobra hacemos bolitas como si fueran albóndigas.

Pasamos las patatas rellenas (las bolas de patata no hace falta) y las albóndigas por harina y las doramos en una sartén con aceite. Las vamos incorporando a la cazuela una vez estén doradas. Añadimos una cebolla entera (la podéis cortar si queréis), un chorro de vino blanco (mi madre nunca lo mide y yo tampoco, un chorro bueno, como medio vaso grande), la pastilla de caldo y cubrimos con agua. 

Cuando hierva salamos y añadimos una pizca de colorante. Dejamos cocer unos 20 minutos, hasta que las patatas estén tiernas y servimos calentito. 

Y no os olvidéis del pan!


Hasta el próximo día!

viernes, 22 de febrero de 2013

Magdalenas

Desde que hice las magdalenas con aroma de lima, de Carolinalas volví a hacer una y otra vez. En mi casa les gustaron mucho, sobre todo a mis sobrinas y a mis abuelos. Y hoy, como es el cumpleaños de mi abuela, estas son para ella (otra docena es para el vecino por dejarnos el agua -todavía-, hay que devolver los favores) En vez de lima, les puse ralladura de limón, el resto es lo mismo.


La receta la tenéis en el enlace de arriba. Son unas magdalenas muy esponjosas con un saborcito a limón delicioso. El limón es de mis sabores favoritos en repostería.


Son muy sencillas y cómodas de hacer, así que no tenéis excusa. Ya tenéis desayuno para el fin de semana.


Para terminar os quería enseñar unas cositas que me han mantenido más ocupada estos últimos días y no me permiten llegar a todo como me gustaría. No tiene nada que ver con la cocina, pero es muy entretenido y gratificante también. Estoy haciendo un curso online de cartonagge con "El curso rosa". Hay cursos de todo tipo, muy económicos y fáciles de seguir, además de entretenidos. Os lo cuento por si no conocíais esta página y a lo mejor os interesa.

De momento aprendimos a hacer unos marcos de fotos y una carpeta. Uno de ellos fue regalito de San Valentín y los otros dos para mis sobrinas. La carpeta se la lleva la más mayor, pero como se celan mucho, le tengo que hacer una a la otra también. Menos mal que Andrea con un añito no se entera porque sino me dejaban sin un minuto libre, jeje.


Feliz fin de semana!

martes, 19 de febrero de 2013

Corazón de San Valentín

Hoy vengo quejicas y es que no doy a basto últimamente. A veces se quiere hacer mucho y no se llega a tanto y si aún por encima te surgen dificultades en el camino, pues peor se pone!

Ya hace casi una semana que fue San Valentín y cansaditos estaréis de ver corazones, pero no quería pasar sin publicar mi minitarta después de casi no poder hacerla. Sin saber muy bien porque motivo, la semana pasada nos quedamos sin agua, ni gota! 
La cacharrada esperando a ser fregada y yo soñando con que salía agua en la ducha. Como comprenderéis si no tengo agua para lo básico, menos para hacer dulces! Afortunadamente todavía existen buenas personas y el vecino nos dejó llenar el depósito mientras esperamos que lo arreglen. Y seguimos esperando! Pero bueno, vamos al lío que me enrollo y os doy mucho la vara. 


La receta de esta tarta, hecha con prisas y sin pausa la adapté del libro de Peggy Porschen, un libro que enamora con sólo mirarlo. Hice alguna receta más, como unos cupcakes de limón y franbuesas que triunfaron, aunque las cantidades no se adaptan al número que pone en el libro, vamos, que a mi me salió la mitad!

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:
  • 100 gr. de mantequilla ablandada
  • 100 gr. de azúcar
  • una pizca de sal
  • media cucharadita de vainilla
  • 2 huevos 
  • 100 gr. de harina con levadura
Relleno y cobertura:
  • 125 gr. de mantequilla ablandada
  • 125 gr. de azúcar glas
  • una pizca de sal
  • 2 cucharadas de confitura de fresa

PREPARACIÓN:

Para el bizcocho empezamos precalentando el horno a 175º. Batimos la mantequilla y el azúcar con la pizca de sal hasta que blanquee y esté esponjosa. Añadimos la vainilla y los huevos poco a poco. Si se corta añadir harina. Una vez esté todo el huevo incorporado, añadir la harina tamizada, incorporándola ligeramente. Verter en los moldes y hornear unos 15 minutos.

Para el relleno batimos todo menos la confitura hasta que esté palido y esponjoso. Entonces añadimos la confitura (la podemos calentar un poco en el micro) y removemos bien. 


Podemos mojar el bizcocho con almíbar para que esté más jugoso. Ponemos una capa de crema encima del primer bizcocho, tapamos con el otro y cubrimos con más crema. Adornamos como más nos guste.


Las circunstancias no me permitieron hacer todo lo que quería, pero a mi chico le encantó, y eso es lo que me importa! 

Hasta el próximo día!





martes, 12 de febrero de 2013

Macarons para San Valentín

Aquí estoy de nuevo después de un parón "obligado" que no me ha dejado tiempo a mucho. Poco a poco volvemos a la normalidad y empezando a coger el ritmo. 

Los carnavales los he disfrutado, "gastronómicamente hablando", a cuenta ajena, porque de mis manos este año no salió ni una sola oreja, ni freixos, ni siquiera las rosquillas que tenía pensado hacer la semana pasada y al final no he podido. Para el año les tocará! 


Así que regreso pensando en San Valentín, una de las fechas que más me gusta del año. Para muchos es un día más. Para mi lo es y no lo es. Está claro que el amor se tiene que demostrar todos los días, pero no nos vamos a olvidar de él en el día más señalado. Yo es que soy muy romanticona y me gusta celebrarlo. También soy muy detallista y algún regalito nunca falta. 


Los regalos gastronómicos son una opción diferente y que pueden convertirse en un verdadero placer, cómo son los macarons. A nosotros nos encantan y los hago bastante a menudo, no sólo agasajeo al chico por San Valentín, jeje. Ya sabéis que dicen que a los hombres se los conquista por el estómago!

No me digáis que no se ven tentadores estos rojitos. Están rellenos de nutella, uno de mis rellenos favoritos.


Los blanquitos los rellené con mermelada de fresa. Estos todos para el chico, que a mi no me gusta.


Y por último los rositas, con ároma de fresa y rellenos de ganaché de chocolate blanco, muy suaves.


Y si los hacéis en forma de corazón, más bonitos todavía.

Espero que os guste mi propuesta y a macaronear!

Feliz San Valentín!






martes, 5 de febrero de 2013

Espaguetis a la carbonara (a mi manera)

Me encanta la pasta. Es raro la semana que no la comamos. Yo no me canso de ella, coma como la coma. Si sobra, repito encantada de la vida! Soy tan rarita que incluso me gusta fría, con salsa y todo!


A la carbonara no la solemos comer tan a menudo como con salsa de tomate, que es como más la repetimos, pero cuando lo hacemos, la disfrutamos. Normalmente las recetas que veo llevan todas nata, pero como no me gusta demasiado de esa manera, prescindo de ella. Lo que más me gusta de este plato es lo jugoso que queda.


INGREDIENTES:
  • 300 gr. de espaguetis
  • 3 huevos
  • 75 gr. de bacon en taquitos
  • media cebolla
  • aceite
  • un puñado de queso rallado
  • orégano

PREPARACIÓN:

Cocemos los espaguetis al punto. 
Mientras, en una sartén con un poquito de aceite sofreímos la cebolla bien picadita. Añadimos el bacon y doramos. Reservamos.
Batimos los huevos y añadimos el queso rallado. 
Escurrimos el agua de los espaguetis y vertemos de nuevo en la pota, con el fuego al medio. Inmediatamente añadimos el bacon y los huevos, removemos bien hasta que esté bien integrado.
Servimos bien caliente y espolvoreamos con orégano. Sencillo y rico, rico.

Sólo nos queda disfrutarlo!


Perdonarme si no os puedo visitar, pero tenemos que irnos unos días con la madre de mi chico, que la operaron y necesita ayuda. Nada grave, pero no puede estar sola, así que no tendré mucho tiempo para andar por estos lares.

Hasta la próxima!




viernes, 1 de febrero de 2013

Hoy toca aprovechar: canelones y bolas de patata (Y galletas del Barça)

Cuando sobra comida, pero no la suficiente para repetir el mismo plato, siempre le saco partido en otro diferente. Y es increíble lo mucho que cunde a veces. Eso mismo me pasó el otro día con las albóndigas con manzana en salsa de cava. Sobraron sólamente cuatro, con unas pocas patatas y los restos de salsa, muy escasa.

Se me ocurrió hacer unos canelones. La pasta nos encanta y siempre es una buena opción.


Para el relleno mezcle la carne de las albóndigas con las patatas, todo pisado con tenedor, y la poca salsa que quedaba. También le añadí unos taquitos de jamón york que me estaban pidiendo salida. Lo calenté con otras dos cucharadas de tomate frito para que se mezclara todo. Rellenamos las placas de canelones ya cocidas, cubrimos con bechamel, un poco de queso rallado y al horno. Preparé 9 canelones y aún así me sobró relleno!


No penséis que comemos poco, tanto mi chico como yo somos de comida.


Con el resto de la mezcla hice unas bolitas de patata. Pisé todo de nuevo y fui formando las bolas, pasándolas por huevo y pan rallado. Las freímos en abundante aceite y tenemos un picoteo estupendo.


Fijaros el partido que le saqué a cuatro albóndigas. Los restos cunden más de lo que parece.

Me despido no sin antes enseñaros las galletitas que le hice a mi sobrino para su cumpleaños. Hoy el niño cumple 21 años. Sobra decir cual es su equipo favorito. El mío también, jeje!


Buen fin de semana!!!